LA PRIMERA VEZ EN EUROPA QUE SE FORMULAN CARGOS PENALES CONTRA UN ARMADOR POR EL DESGUACE ILEGAL DE BUQUES

La semana pasada, la fiscalía holandesa presentó cargos penales contra el propietario de Seatrade, con sede en Groningen, por haber enviado al desguace en el 2012 a cuatro de sus barcos en India, Bangladesh y Turquía, al considerar que se tratan de países con malas condiciones de trabajo y prácticas ambientales deficientes.

Se podría decir, que es la primera vez en Europa que se formulan cargos penales contra un armador por el desguace ilegal de buques.

Según la fiscalía, el grupo Seatrade se enfrenta a multas de hasta 2,35 millones de euros por haber desguazado barcos en países fuera de la UE y por consiguiente haber violado el Reglamento sobre el reciclado de buques, cuyo objetivo es reducir las diferencias que pueden darse entre los operadores de la Unión, de los países de la OCDE y de los países terceros, en términos de salud y seguridad en los lugares de trabajo y de normas medioambientales.

Asimismo, de no haber dirigido a los barcos a instalaciones de reciclado de buques que utilicen métodos seguros y respetuosos con el medio ambiente para el desguace de los mismos.

De esta forma se evitaría que los buques acabaran en instalaciones no conformes a las normas, tal y como ha sucedido en este caso. Puesto que, dichos buques contienen grandes sustancias peligrosas como aceite combustible, aceite lubricante, PCB, asbesto y HCFC, al ser buques refrigerados. Como consecuencia, al no eliminarse estas sustancias, la fiscalía considera ilegal el desguace de estos buques.

Destacar que los astilleros en Pakistán, Bangladesh y la India son famosos por sus condiciones de trabajo peligrosas, especialmente con respecto a la eliminación de desechos peligrosos ya que estos astilleros no cuentan con las instalaciones necesarias, lo que significa que los desechos químicos, a menudo son vertidos al mar.

Seatrade optó por utilizar un comprador en efectivo, en lugar de reciclar los barcos de manera segura y limpia, por razones puramente financieras, es decir, a sabiendas vendió los buques por roturas sucias y peligrosas con el fin de maximizar las ganancias que agrava aún más la acusación, tal y como manifestó la fiscalía.

Por consiguiente, la fiscalía holandesa ha pedido la confiscación de las ganancias que Seatrade hizo a través del desguace ilegal con los cuatro barcos. Aunque también se está solicitando una sentencia de prisión de seis meses para tres de los principales ejecutivos de Seatrade.

Es por eso que las autoridades de Noruega, Bélgica y el Reino Unido prestarán mucha atención al veredicto del caso, debido a que hay más casos similares que se están investigando actualmente, involucrando a compañías navieras como Maersk y CMB, así como a los mayores compradores de efectivo del mundo, GMS y Wirana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *