LA AUTORIZACIÓN DE CONSTRUCCIÓN DE BUQUES

La autorización de construcción de buque, ha sufrido una variación en materia de competencias en cuanto a la autorización de la construcción correspondiente. Tanto el Real decreto 638/2007, de 18 de mayo, por el que se regulan las Capitanías Marítimas y los Distritos Marítimos ( art. 11 ) como en el real Decreto1837/2000, por el que se aprueba el Reglamento de Reconocimiento e Inspección de buques civiles y posterior Resolución de 31 de julio de 2001 ( BOE no 192, de 11 de agosto ), establecen la competencia para la autorización de la construcción de buques en territorio nacional, menores de 24 metros de eslora ( L ), en las Capitanías Marítimas siendo la competencia para la autorización correspondiente de buques mayores de esta eslora la propia Dirección General de la Marina Mercante.

Autorizada la construcción en los términos competenciales descritos con anterioridad, el Distrito Marítimo del lugar e construcción abre asiento en la Lista Novena o de Registro Provisional, donde se recoge todas las vicisitudes de la construcción hasta la finalización de la misma y la entrada en servicio de la nueva unidad.

Tanto el Reglamento de Inspección ( art. 25 ) como el DARM ( art. 34.5 ) establecen la caducidad de la autorización de la construcción si ésta no se ha iniciado en el plazo de un año.

Asimismo ambos reglamentos reconocen la posibilidad de autorizar el cambio de astillero por necesidades sobrevenidas a interés de las partes. El Reglamento de Inspección en su art. 24.3 y el DARM en su art. 36.

Elementos de significado orden jurídico como son el puerto de matrícula y el nombre de los buques están regulados en el DARM en sus art. 12, 13, 16 y 17 respectivamente.

Respecto al puerto de matrícula el DARM establece lo siguiente:

Artículo 12.

Se entenderá por puerto de matrícula de un buque o simplemente, matricula, el del Distrito Marítimo donde se halle registrado.

Artículo 13.

El titular podrá elegir el puerto de matrícula. La matrícula definitiva tendrá carácter permanente e invariable mientras el buque tenga derecho a arbolar el pabellón nacional.

Para realizar la matriculación de un buque se requiere:

1. Cuando se trate de buques construidos en España para armadores o navieros nacionales, será suficiente la matriculación en el Registro Marítimo de uno de los distritos de la provincia marítima.

Con la solicitud del titular se aportará la siguiente documentación.

a) Proyecto de construcción aprobado.

b) Titulo de propiedad.

2. Si el buque procede de comiso o apresamiento, el armador o naviero deberá acreditar, de modo fehaciente, su legítima propiedad.

3. Para los buques de bandera extranjera procedentes de salvamento o incautados por incumplimiento de obligaciones, adjudicados en virtud de resolución judicial, será necesario el documento oficial que acredite la importación legal.

4. Cuando se trate de buques importados con la solicitud de propietario o propietarios se aportará:

a) Documento oficial que acredite la importación.

b) Baja en el Registro Marítimo de procedencia.

c) Documento que acredite la propiedad del buque o contrato de arrendamiento, en caso de abanderamiento provisional.

Los documentos aquí enumerados expedidos en el extranjero serán visados por la autoridad consular en el país de procedencia.

Artículo 16.

En la solicitud de matrícula provisional se propondrán tres nombres para el buque, por orden de preferencia, haciendo constar, además el número de orden que el corresponda en el astillero a tal construcción.

La aprobación del nombre correspondiente a la Dirección General de la Marina Mercante. La aprobación de los nombres habrá de ajustarse a los requisitos siguientes.

1. Que el nombre propuesto no haya sido asignado a otro buque si este reservado para otro buque en construcción.

2. Que en caso de nombre compuestos no tengan más de tres palabras.

3. Podrán autorizarse anagramas, siempre que no se presten a confusión, así como números a continuación de un nombre, que habrán de figurar escritos en letras y no en cifras.

Artículo 17.

Los nombres de los buques se podrán cambiar mientras dure la construcción, pero no una vez se les haya fijado su señal distintiva.

Sin perjuicio de lo expuesto en el párrafo anterior, cuando se trate de buques de las Listas Primera y Segunda, se podrá autoriza un cambio de nombre o cuando el buque sea alquilado bajo la modalidad de casco desnudo o fletado por tiempo.

El procedimiento de construcción salvo que en el mismo se hayan indicado observaciones o reparos a la misma que deben ser solventados durante su proceso y confirmadas por la Inspección Marítima, sigue con su proceso constructivo y cuyas vicisitudes con efectos registrales, es decir, susceptible de ser anotadas en tiempo y forma en la correspondiente Hoja de asiento de la Lista Novena son las siguiente:

BOTADURA los términos del procedimiento de la misma se recogen en los art. 37 y 38 del DARM siendo competencia de la Capitanía Marítima correspondiente su autorización y seguimiento.

Asimismo. en este momento del procedimiento la Capitanía Marítima solicitará la Asignación de señal distintiva correspondiente y definirá la Lista en que habrá registrarse definitivamente, a elección, lógicamente, de su armador.

El DARM, regula en su art. 39 a 43, los pormenores relativos a las PRUEBAS OFICIALES y cuya finalidad básica, aparte, obviamente de tomar nota de la misma en su correspondiente anotación registral, es comprobar que el buque responde a las especificaciones técnicas propias de su construcción, así como que el mismo se encuentra en condiciones de prestar servicio según su clase, que se halla debidamente pertrechado y que su tripulación se haya debidamente adiestrada para prestar el servicio correspondiente.

La ENTRADA EN SERVICIO del buque, culmina todo el proceso constructivo desde el punto de vista técnico y operativo. Desde el punto de vista administrativo y documental en este punto, el buque debe de cumplir con aquel presupuesto clásico en nuestro derecho de la navegación cual es la dualidad registral, es decir, y como ya sabemos, los buques deben estar inscritos tanto en el Registro de matrícula de buques como en el Registro de Bienes Muebles.

Y este es el fin ultimo del proceso constructivo desde el punto de vista que tiende a asegurar el cumplimiento de aquellas cuestiones relativas a la titularidad del buques, de sus cargas, si las hubiere y del pago de tasas e impuestos correspondientes a través de los preceptivas inscripciones tanto en el Registro de matrícula de buques como en el Registro de Bienes Muebles.

En este sentido, una vez obtenidos los certificados de clase correspondientes ( art. 44 del DARM ), el armador viene obligado a solicitar el Rol de Despacho y Dotación que habilita al buque para iniciar su actividad comercial con carácter provisional.

Este carácter provisional viene reflejado en el Rol de Despacho y Dotación que tendrá una validez de 3 meses, viaje redondo o campaña pesquera ( art. 45 de DARM ).

Superados los plazos anteriormente mencionados existe la posibilidad de prorrogar el precitado Rol con la finalidad de no entorpecer la operatividad del buque de se trate.

La provisionalidad del Rol de despacho queda vinculada al otorgamiento de entrega de nave y a la inscripción de la misma en el Registro de Bienes Muebles.

Inicialmente y, entretanto se elabora la correspondiente escritura de entrega de nave, el documento privado suscrito entre Astillero y armador y conocido como Acta de entrega de nave, es elemento válido para tener la disposición del buque y ejercer actividad operativa con él.

En el plazo de tres meses desde que el buque fue despachado con el Rol provisional, el armador vendrá obligado a aportar escritura pública de entrega de nave y solicitar su inscripción en el R.B.M., para lo que deberá acompañar, aparte de la propia escritura, certificación de inscripción del buque en el Registro de matrícula definitivo elegido por el armador y que no tiene que coincidir, con el lugar de construcción, eso sí, de acuerdo con el art. 19 del DARM, la inscripción de buques en el R.B.M., se efectuará en el que corresponda a la Provincia o Distrito Marítimo en que este se halle matriculado.

Efectuada la inscripción en el R.B.M. se cerrara la Lista Novena de construcción y se elevara a definitiva la inscripción en el Registro de matricula elegido.

Ultimados estos aspectos documentales el Rol se elevará a definitivo y se emitirá la correspondiente Patente de Navegación, con ello, se cierra de un modo formal el procedimiento de Abanderamiento por construcción de buques.

 

 

 

 

Fuente: 

El Real Decreto 1027/89, de 28 de julio, sobre Abanderamiento, matriculación de buques y Registro Marítimo ( DARM ).

Real Decreto 638/2007, de 18 de mayo, por el que se regulan las Capitanías Marítimas y los Distritos Marítimos.

Real Decreto1837/2000, por el que se aprueba el Reglamento de Reconocimiento e Inspección de buques civiles y posterior Resolución de 31 de julio de 2001 (BOE no 192, de 11 de agosto).

Profesor Manuel Millara Nebril, Capitán de la Marina Mercante, Jefe de Area del Registro Marítimo Central de Buques, Dirección General de la Marina Mercante.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *