En Singapur, el combustible con alto contenido de azufre podría suponer pena de prisión

Las refinerías con sede en Singapur se están preparando rápidamente para proporcionar productos que cumplan con la nueva norma IMO: un contenido de azufre con un 0,5 por ciento. Las autoridades de Singapur también están tomando medidas para hacer cumplir el nuevo requisito con las regulaciones locales: ya han prohibido el uso de depuradores de circuito abierto en aguas de Singapur, y están planeando aplicar los Reglamentos de Prevención de la Contaminación del Mar del país al nuevo límite de azufre. 

Las leyes de Singapur sobre la contaminación del aire ya son estrictas. Si un barco no cumple con las regulaciones de emisiones, tanto el propietario como el capitán pueden ser considerados responsables y condenados a una multa de hasta 7,400$ o una pena de prisión de hasta dos años. La ley ya establece un límite máximo para el contenido de azufre del combustible vinculado al máximo global especificado, que se reducirá al 0,5 por ciento el 1 de enero de 2020. 

El régimen de cumplimiento de Singapur puede ser particularmente importante para la eficacia del nuevo límite global de azufre. Goldman Sachs pronostica que aproximadamente el 20 por ciento de la flota mundial simplemente no cumplirá con el nuevo requisito en el primer año de implementación; La estimación de la OPEP es un poco más alta en alrededor del 25 por ciento. Dadas estas predicciones es posible que se requieran medidas de cumplimiento para asegurar la adopción generalizada de la regla. 

Tal vez Singapur esté especialmente bien adaptado a la tarea de regular el combustible marino: sus búnkeres entregaron casi 50 millones de toneladas el año pasado, más que en cualquier otro puerto del mundo. Los buques vienen a Singapur para abastecerse de combustible, y bajo la regulación del azufre, los buques no pueden transportar combustible no conforme para su propio uso a menos que estén equipados con depuradores.

 

 

 

 

Fuente:

The Maritime Executive

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *