EL RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS BUQUES

Continuando con el artículo de la semana pasada, la Disposición Adicional decimosexta de la LPMM, tras actualizarse el último párrafo del apartado 4.a), ha introducido que «también podrán solicitar su inscripción en el Registro especial los organismos públicos o la Administración pública que ostenten la titularidad o la posesión por cualquier título que garantice la disponibilidad sobre la totalidad de los buques civiles a que se refiere el apartado 4.b.3 aportando una certificación del órgano competente que acredite la titularidad o posesión del buque.

Las empresas a que se refiere el número anterior podrán solicitar la inscripción en el Registro especial de aquellos buques que cumplan los siguientes requisitos:

1º Tipo de buques: Todo buque civil apto para la navegación con un propósito mercantil, excluidos los dedicados a la pesca, ya estén los buques construidos o en construcción. Se consideraran también inscribibles los buques civiles de titularidad o posesión pública que desempeñen funciones que pudieran tener propósito mercantil si pertenecerían al sector privado.

2º Tamaño mínimo: 100 GT.

3º Título de posesión: Las empresas navieras habrán de ser propietarias o arrendatarias financieras de los buques cuyo inscripción solicitan; o bien tener la posesión de aquellos bajo contrato de arrendamiento a casco desnudo u otro título que lleve aparejado el control de la gestión náutica y comercial del buque.

4º Condiciones de los buques: Los buques procedentes de otros Registros que se pretendan inscribir en el Registro especial deberán justificar el cumplimiento de las normas de seguridad establecidas por la legislación española y por los convenios internacionales suscritos por España, por lo que podrán ser objeto de una inspección con carácter previo a su inscripción en el Registro especial, en las condiciones que determine el Ministerio de Fomento.»

Por otro lado, destacar el artículo 252.4 de la LPMM, en el que se establece que las condiciones de idoneidad de los buques deben de cumplirse no solo en el momento del Abanderamiento del mismo, sino a lo largo de su permanencia bajo el Registro Especial a efectos de mantener un Registro de calidad.

Los buques de pabellón español que estén sujetos a inspección por el Estado rector del Puerto, podrán causar baja en el Registro de Buques y Empresas navieras o, en su caso, en el Registro Especial de Buques y Empresas Navieras, previa instrucción de expedientes al efecto, en los supuestos de buques que cuenten con tres detenciones en firme en los últimos treinta y seis meses o que tengan 18 o mas años y que cuenten con dos detenciones en firme, asimismo, en los últimos treinta y seis meses.

Con carácter previo a la matriculación de un buque en el Registro especial, el titular del mismo deberá aportar el justificante que acredite el pago de los tributos de aduanas, en el caso de buques importados sujetos a esta formalidad.

Señalar, que el tamaño mínimo de 100 GT ́s se refiere a toneladas de arqueo no a desplazamiento y responde al criterio de arqueo mínimo para ser considerado como buque para el transporte de personas y / o mercancías por vía marítima.

 

 

 

 

Fuente: 

La Disposición Adicional Decimosexta de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante (Ley 27/1992, de 24 de Noviembre).

Real Decreto Legislativo 2/2011, de 5 de septiembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante.

Profesor Manuel Millara Nebril, Capitán de la Marina Mercante, Jefe de Area del Registro Marítimo Central de Buques, Dirección General de la Marina Mercante.

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *