El Puerto de Rotterdam amplia su presencia en Europa

El puerto de Rotterdam ya ha incrementado la intensidad de la competitividad con los puertos vecinos, y ahora requiere nuevas terminales para usar sus facilidades de expansión ferroviaria en los muelles. Actualmente se gestionan semanalmente 250 conexiones por tren. De la carga que maneja, el 53% es gestionada por carretera y el 36% por barcaza.

El puerto de Rotterdam está tomando medidas para mantener su status de puerto más importante de Europa. Además de mejorar la eficiencia de las aduanas holandesas, para retener su trono también necesita desarrollar la competitividad de su transporte marítimo y ferroviario.

Todo ello forma parte de su plan para extender su presencia de transporte ferroviario en el interior del centro de Europa para adquirir nuevos mercados.

De los 12 millones de contenedores de 20 pies gestionados por el Puerto de Rotterdam, sólo el 11% viajan por tren. Este número refleja el potencial de crecimiento del transporte ferroviario hasta y alrededor del puerto.

Pero este desarrollo implica dificultades y obstáculos. Los expedidores o shippers europeos se han mostrado reticentes a transportar las mercancías por tren. Esto es así porque cada vez que se cruza una frontera se originan retrasos, porque se debe cambiar la locomotora y la tripulación (el conductor debe hablar la lengua del país cuya frontera cruza). Este motivo es el que lleva a la mayoría de shippers a escoger el transporte por carretera o en barcaza para mover su carga, en lugar del transporte ferroviario.

 

Los nuevos requerimientos

Todas las nuevas terminales que abran en Maasvlakte II deberán ahora transportar la mitad de su carga por tren. En estos momentos, hay 3 terminales operando dentro del MII, con 325 hectáreas restantes para su desarrollo. Todavía no está claro cómo afectará este requerimiento ya que, hasta ahora, como mucho el 35% de la carga es transportada por tren.

 

Efectos en el puerto de Rotterdam

Esta nueva obligación es una condición que permitirá al mayor puerto de Europa mantener su status, después de que en la primera mitad de 2016, el volumen en el puerto de Rotterdam cayera un 2,3% hasta los 6,1 millones.

El puerto de Rotterdam anuncia su transporte ferroviario como “rápido, eficiente, de confianza y sostenible”. La carga por ferrocarril puede alcanzar la frontera alemana en 3 horas, y muchas otros destinos europeos en un día.

Actualmente se gestionan semanalmente 250 conexiones por tren. De la carga que maneja, el 53% es gestionada por carretera y el 36% por barcaza. Pero para atraer la carga en dirección al este y el sur de Alemania, las mercancías transportadas a través de Rotterdam deberían circular idealmente por tren.

Significativamente, estas son áreas a las que los vecinos puertos de Amberes y Hamburgo también han echado el ojo.

“A menudo no usamos el tren por los retrasos en la frontera. Cuando se trata de envíos puerta a puerta, el viaje final necesita hacerse por carretera. Además la entrega de los contenedores en la terminal, cuando llegan por tren también es un problema, porque las navieras a menudo no los quieren en una terminal ferroviaria” – Frank van den Berg, Managing Director, iContainers Netherlands:

 

Desarrollo ferroviario en acción

El mayor puerto de Europa está trabajando intensamente para mejorar su accesibilidad a la vez que aumenta la competitividad con los vecinos puertos de Amberes y Hamburgo.

La Betuweroute es una vía de tren especialmente dedicada a la conexión de Rotterdam a Alemania. Está especialmente orientada al mercado como una fuente de transporte que permite a los shippers que su carga alcance la frontera alemana en menos de 3 horas, en comparación a las 18 horas de viaje en barcaza a Duisburg en el oeste de Alemania.

A comienzos de este año, Europe Container Terminals y TX Logistik lanzaron el servicio express entre Rotterdam y Bayern. Esto condujo a un incremento del 50% de su tráfico con el sur de Alemania, incluso robando parte del negocio de Hamburgo y Bremerhaven. A pesar de los tiempos de tránsito similares, un número creciente de compañías navieras están optando por Rotterdam como puerto de escala.

Por otro lado el puerto de Rotterdam está planeando un proyecto de 275 millones de euros para desviar 2,5 millas de vía ferroviaria desde un puente. Con la creciente demanda de la ruta conectando el puerto con la vía ferroviaria alemana, se hacen necesarias medidas como estas para prevenir que el tráfico ferroviario y marítimo entren el uno en el camino del otro. Como resultado, las autoridades han inaugurado una lanzadera intermodal ferroviaria hasta y desde el puerto, en una búsqueda de hacer los movimientos a y desde Rotterdam más eficientes.

Y todo ello sucede paralelamente al reciente lanzamiento del servicio de transporte ferroviario China- Holanda, que conecta la ciudad china de Chengdu con el puerto de Rotterdam. El Chengdu- Tilburg- Rotterdam Express ofrece servicios en 15 días y conecta el norte de Europa con puntos tan lejanos como Shanghai, Vietnam e incluso Corea del Sur.

 

El futuro del puerto de Rotterdam propulsado por el transporte terrestre

El desarrollo del sistema ferroviario de Rotterdam será una de las claves de la competitividad de su puerto: exponer su alcance y eficiencia al potencial que encierra el interior de centro de Europa acelerará de forma notable su presencia.       

 

 

 

 

Fuente: icontainers.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *