El compromiso de la OMI con los residuos plásticos

Los estados miembros de la OMI han pedido más acción para tratar los desechos marinos en los océanos, en particular plásticos y microplásticos.

Expresaron su preocupación por los plásticos en el medio marino, en la reunión que tuvo lugar en el Convenio y Protocolo de Londres.

El vertido de plásticos procedentes de los buques está prohibido por las regulaciones de la basura de la Convención Internacional para la Prevención de la Contaminación (MARPOL).

Sin embargo, un número de países han tenido que tomar medidas para reducir el uso de plásticos y para abordar el problema de microplásticos que entran en el medio ambiente marino. Aunque, los estados aconsejan que es necesario seguir trabajando. 

La reciente revisión del estado actual sobre los desechos marinos, señala que es muy difícil identificar las fuentes de basura marina. Puesto que, la mayoría de los permisos para el vertido de desechos en el mar se relacionan con el material dragado.

Como consecuencia, la reunión aprobó un nuevo plan estratégico, donde se recogen las orientaciones estratégicas y los objetivos de las partes contratantes a 2030, coincidiendo con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

El plan estratégico tiene como objetivo asegurar que la Convención y el Protocolo de Londres sea, y siga siendo, progresivo con el compromiso de lograr un futuro previsible.

 

El documento está disponible en inglés en el siguiente enlace: Marine Environment

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *