Armadores griegos y suecos, junto con Transport & Environment (T&E), han pedido a la Comisión Europea que se aplique el «principio de quien contamina paga»

Los armadores griegos y suecos, junto con Transport & Environment (T&E), han pedido a la Comisión Europea que se aplique el «principio de quien contamina paga».

En una carta  a la comisión, la coalición exige que el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE (RCDE UE) RCDE UE marítimo sea ambicioso y adaptado a la industria.

El RCDE UE funciona según el principio de «limitación y comercio».

La cantidad total de determinados gases de efecto invernadero que pueden emitir las instalaciones contempladas en el régimen está sujeta a un límite máximo. Ese límite se reduce a lo largo del tiempo de forma que las emisiones totales disminuyen.

Dentro del límite establecido, las empresas reciben o compran derechos de emisión con los que pueden comerciar entre sí en función de sus necesidades. También pueden comprar cantidades limitadas de créditos internacionales procedentes de proyectos de reducción de emisiones de todo el mundo. El límite sobre el número total de derechos disponibles garantiza que tengan un valor.

Al final de cada año, las empresas deben entregar suficientes derechos para cubrir todas sus emisiones ya que, en caso contrario, se les imponen fuertes sanciones. Si una empresa reduce sus emisiones puede conservar sus derechos sobrantes para cubrir necesidades futuras, o bien venderlos a otra empresa que no tenga suficientes.

El comercio de derechos aporta una flexibilidad que garantiza la reducción de las emisiones donde resulte más barato. Un precio del carbono elevado también promueve la inversión en tecnologías limpias con pocas emisiones.

La coalición pide a la comisión que descarte los derechos de emisión gratuitos para evitar castigar a las empresas más pequeñas que tienen menor capacidad administrativa para aprovechar el sistema. Esto garantizaría tanto la eficacia medioambiental como la igualdad de condiciones.

También respaldan la propuesta del Parlamento Europeo de establecer un “Fondo Oceánico” en el marco del RCDE UE para financiar la investigación y el desarrollo, entre otras cosas.

 

 

 

 

Fuente:

ec.europa.eu

transportenvironment.org

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *