ANÁLISIS DEL CONTRATO DE COMPRAVENTA DE BUQUES

Consideraciones previas.-

Antes de entrar a analizar esta modalidad contractual y poner de manifiesto su concepto y regulación debemos considerar al contrato de compraventa de buques como el contrato mercantil por excelencia en virtud de la nueva Ley de Navegación Marítima. Es el ejemplo de los contratos bilaterales que, cuyas normas en gran medida, se han generalizado para los contratos de prestaciones recíprocas.

Por otra parte es un contrato obligacional, es decir, obliga tanto al vendedor a que la propiedad del buque sea transferida al comprador como al comprador de ese buque a pagar el precio fijado entre ambos. Además de constituir, al mismo tiempo, el título del efecto traslativo que se refiere al efecto jurídico que se produce al transferir un derecho, en este caso, el de la propiedad del buque en provecho del comprador.

Igualmente destacar aquí algunos aspectos. En primer lugar, se refiere a que la forma más frecuente de adquisición de la propiedad del buque a título derivado es la de su compra, y cuya relevancia, tanto jurídica como económica, es de gran trascendencia para los operadores marítimos.

Asimismo, y salvaguardando las disposiciones comprendidas en el actual C. de Co, la doctrina maritimista clásica ha venido distinguiendo dentro de este modo de adquisición de la propiedad entre venta voluntaria y venta forzosa de un buque. No obstante, la llamada venta voluntaria es la única que se estudiará en la LNM por ser la propiamente enmarcable en el contrato de compraventa de buque. Por esta razón es de interés definir la venta voluntaria del buque como aquella venta discrecionalmente decidida por su propietario, quedando en ésta enraizado el contrato de compraventa del buque.

Además, señalar que el buque se vende en el estado en que se encuentra, quedando facultado el comprador a realizar una inspección que se desarrolla en dos fases: Una inicial a flote, tras la cual el comprador adquiere el derecho a dar por resuelto el contrato. Y otra posterior, en la que se inspecciona el buque quedando el vendedor obligado a reparar los defectos encontrados en él pero únicamente en la medida en que afecten al buque. Terminada la inspección, y en su caso la reparación, se produce la entrega tras la cual el vendedor de buena fe queda exento de toda responsabilidad por vicios ocultos.

Y finalmente, habría que estudiar en la nueva LNM el régimen de saneamiento aplicable al buque vendido por evicción o por vicio oculto.

 

Concepto y Regulación.-

Aunque, de modo general, la Ley de Navegación Marítima nos define los distintos tipos de contratos que regula, no fija en ella una definición del contrato de compraventa de buques.

A falta de un concepto legal específico se podría definir, de acuerdo a lo establecido en el artículo 1.445 del Cc, como aquel en el que una parte, llamada vendedor, se obliga a entregar un buque determinado a otra, llamada comprador, a cambio de un precio cierto en dinero o signo que lo represente. También el C. de Co de nuestro ordenamiento jurídico español, en criterio general, dedica a la compraventa mercantil el artículo 325, considerando mercantil, la compra de cosas muebles para revender y revender para lucrase. Que luego se pretende aclarar con la enumeración de una serie de supuestos concretos del artículo 326, pero en realidad lo que ha hecho ha sido aumentar la confusión del sistema.

En cuanto a la regulación en cuestión del contrato de compraventa de buques en la LNM podrá dirigirse, en principio, a toda clase de buques, artefactos y embarcaciones de manera clara y precisa. Esta nueva regulación se propone un doble objetivo: Regular únicamente las particularidades que derivan del objeto del contrato, el buque. De esta forma permite la utilización de los formularios internacionales. Y establecer una normativa específica en el contrato de compraventa.

Para concluir estas notas es menester destacar el Convenio de Viena de 1980 sobre la Compraventa. Es uno de los instrumentos clave del comercio internacional que debería ser adoptado por todos los países del mundo al tener como objetivo un régimen moderno, uniforme y equitativo para los contratos de compraventa internacional, por lo que contribuye notablemente a dar seguridad jurídica a los intercambios comerciales.

Sin embargo, conviene señalar, que la Convención no regula todas las compraventas por el texto de Viena. En este sentido el artículo 2 excluye distintos contratos de su marco de aplicación, incluido, el contrato de compraventa de buques.

Las razones que han llevado a los autores de la Convención a descartar las compraventas del artículo citado son de índole diversa. En algunos supuestos se ha considerado que tal exclusión se justifica en la medida en que la mayoría de estos bienes están sometidos a un régimen de registro que habitualmente se asemeja al de los inmuebles. Otras veces, se han suprimido las ventas de estos medios de transporte sin más. Alegando que existían diferencias entre los Derechos de los distintos países, tanto en el régimen jurídico como en la calificación, de los bienes regulados en el artículo 2 CV.

El precepto habla de buques y embarcaciones con lo que no se aplica la Convención a las ventas de cualquier tipo de barco. Aunque la Convención no distingue entre barcos grandes y pequeños, pero partiendo de los propios conceptos de buque y de embarcación, se considera por un sector amplio de la doctrina que los pequeños botes de remos, de vela, canoas etc, no están comprendidos en la excepción. Cosa distinta es que las compras sean de consumo que, en cuyo caso, no se les aplicaría la Convención por el artículo 2.a).

 

 

 

 

Fuente: 

-Oliva Blánquez, Francisco, La Compraventa Internacional de Mercaderías.

-Tunc, André, The need for universal unification of the Law of International Sales.

-Schmitthoff/ Simmonds Ed., International Economic and Trade Law.

-Rabel, Ernst, A Draft of an International Law of Sales.

-Gallego Sánchez, Esperanza, Contratación Mercantil.

-Arroyo Martínez, I., Curso de Derecho Mercantil.

-López-Quiroga Teijeiro, Carlos, La venta voluntaria del buque en el proyecto de Ley General de Navegación Marítima.

-Sánchez Calero, F., Sánchez-Calero Guilarte, J., Instituciones de Derecho Mercantil.

-Perales Viscasillas, Mª del Pilar, La formación del Contrato en la Compraventa Internacional de Mercaderías.

-Diez-Picazo y Ponce León, Luis, La Compraventa Internacional de Mercaderías. Comentario de la Convención de Viena.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *