Armadores griegos y suecos, junto con Transport & Environment (T&E), han pedido a la Comisión Europea que se aplique el «principio de quien contamina paga»

Los armadores griegos y suecos, junto con Transport & Environment (T&E), han pedido a la Comisión Europea que se aplique el «principio de quien contamina paga».

En una carta  a la comisión, la coalición exige que el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE (RCDE UE) RCDE UE marítimo sea ambicioso y adaptado a la industria.

El RCDE UE funciona según el principio de «limitación y comercio».

La cantidad total de determinados gases de efecto invernadero que pueden emitir las instalaciones contempladas en el régimen está sujeta a un límite máximo. Ese límite se reduce a lo largo del tiempo de forma que las emisiones totales disminuyen.

Dentro del límite establecido, las empresas reciben o compran derechos de emisión con los que pueden comerciar entre sí en función de sus necesidades. También pueden comprar cantidades limitadas de créditos internacionales procedentes de proyectos de reducción de emisiones de todo el mundo. El límite sobre el número total de derechos disponibles garantiza que tengan un valor.

Al final de cada año, las empresas deben entregar suficientes derechos para cubrir todas sus emisiones ya que, en caso contrario, se les imponen fuertes sanciones. Si una empresa reduce sus emisiones puede conservar sus derechos sobrantes para cubrir necesidades futuras, o bien venderlos a otra empresa que no tenga suficientes.

El comercio de derechos aporta una flexibilidad que garantiza la reducción de las emisiones donde resulte más barato. Un precio del carbono elevado también promueve la inversión en tecnologías limpias con pocas emisiones.

La coalición pide a la comisión que descarte los derechos de emisión gratuitos para evitar castigar a las empresas más pequeñas que tienen menor capacidad administrativa para aprovechar el sistema. Esto garantizaría tanto la eficacia medioambiental como la igualdad de condiciones.

También respaldan la propuesta del Parlamento Europeo de establecer un “Fondo Oceánico” en el marco del RCDE UE para financiar la investigación y el desarrollo, entre otras cosas.

 

 

 

 

Fuente:

ec.europa.eu

transportenvironment.org

 

 

 

Hapag-Lloyd ha realizado un pedido de contenedores por valor de unos 550 millones de dólares.

Hapag-Lloyd ordena 150.000 TEU para abordar la escasez de contenedores

Además de la pandemia y los retrasos ​​debido a la congestión del puerto, los transportistas y transitarios de todo el mundo han tenido que hacer frente a una complicación adicional: la escasez de contenedores para enviar sus mercancías. Las compañías navieras necesitan más contenedores que antes para transportar el mismo volumen.

Por esta razón, Hapag-Lloyd ha realizado otro gran pedido de contenedores, tal como lo hizo en 2020 en su respuesta inicial a la pandemia. 

De los 150.000 TEU contenedores (tanto dry como reefers) ya se han integrado en la flota de contenedores de Hapag-Lloyd. Sin embargo, la mayoría de estos contenedores serán entregados por fabricantes chinos en los próximos meses y antes de finales de 2021.

Además, Hapag-Lloyd ha ordenado 8.000 TEU de contenedores especiales que se utilizarán para mercancías peligrosas y de gran tamaño.

“La industria del transporte de contenedores está experimentando una demanda sin precedentes, lo que ha provocado una escasez de contenedores en todo el mundo”, comentó Rolf Habben Jansen , director ejecutivo de Hapag-Lloyd.

«Con sus recientes pedidos de contenedores, Hapag-Lloyd está contribuyendo a los esfuerzos para aliviar la situación actual».

Con una flota de 237 portacontenedores y una capacidad de transporte total de 1,7 millones de TEU, Hapag-Lloyd tiene una capacidad de contenedores de aproximadamente 2,7 millones de TEU.

 

 

 

 

Fuente:

Hapag-Lloyd.com

 

 

ONE ha centrado sus esfuerzos en la sostenibilidad

Para definir qué significa la sostenibilidad para la empresa, ONE ha establecido cuatro áreas prioritarias: 1. Medio ambiente, 2. Social, 3. Gobernanza y 4. Excelencia operativa.

Han creado un Departamento de Estrategia Verde que impulsará los esfuerzos de sostenibilidad ambiental.

Además, el nuevo departamento estará diseñando e implementando estrategias para que ONE continúe cumpliendo con los estándares industriales e internacionales.

“Esta nueva configuración muestra el compromiso de ONE con la descarbonización mediante el uso de recursos internos y la unión de fuerzas globales para crear juntos un futuro más verde”, dijo la compañía.

Específicamente, la estrategia de sostenibilidad ambiental de ONE tiene como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono (en gramos / TEU-km) para 2030 y en un 50% para 2050.

ONE ve al biocombustible como una de las soluciones para reducir las emisiones. En febrero, la compañía completó con éxito una prueba de biocombustible en el boxship Panamax MOL Experience.

 

 

 

 

Fuente:

One-line.com

Offshore Energy