El puerto de Hamburgo afectado por la COVID-19

El Puerto de Hamburgo, sintió los efectos negativos de la pandemia COVID-19 en la primera mitad de este año

En los primeros seis meses de 2020, las mercancías que fueron cargadas y descargadas en sus terminales totalizaron solo 61,2 millones de toneladas, lo que representa una caída del 12% en comparación con las 69,6 millones de toneladas reportadas el año pasado.

Las importaciones registraron la mayor caída en volumen respecto al año anterior. Estos fueron un 16,3 por ciento más bajos en los primeros seis meses, siendo considerablemente más débiles que las exportaciones.

La manipulación de las mercancías fue un 12,2% menor, mientras que la manipulación de la mercancía a granel bajó un 11,7%.

En el segmento de manipulación de contenedores, hubo una caída del 12,4% con respecto al año anterior. Esto se debió a la desaceleración de la economía china y las consiguientes cancelaciones de salidas.

 

 

Fuente:

offshore-energy.biz

 

Primer remolcador totalmente eléctrico del mundo

Navtek Naval Technologies ha sentado las bases para el futuro al diseñar y construir el primer remolcador totalmente eléctrico del mundo, ZEETUG, abreviatura de Zero Emissions Electric.

Construido en la empresa de Navtek, TK Tuzla Shipyard para el propietario turco GISAS Shipbuilding Industry. Tiene una eslora total de 18,7 m, manga de 6,7 m, profundidad de 4,7 m y calado de 3,5 m, con una velocidad de servicio de 10 nudos. Diseñado y construido de acuerdo con las reglas de Turkish Lloyd, cumple con los requisitos válidos y relacionados de cualquier sociedad de clasificación miembro de la IACS.

El ZEETUG obtiene toda su energía de dos paquetes de baterías de iones de litio de 1.450 kW suministrados por Corvus Energy. Por seguridad, el remolcador tiene dos baterías, que se mantienen a una temperatura constante mediante un sistema de refrigeración por aire.

Para optimizar el consumo de energía eléctrica, el software STEMS monitorea ZEETUG a través de un sistema de adquisición de datos integrado. Realiza un seguimiento de la velocidad del remolcador, la velocidad del motor, el consumo de energía, la temperatura de la batería y el motor y el estado de carga de la batería, proporcionando retroalimentación y acciones sugeridas al capitán. 

La supervisión y el diagnóstico remotos permiten a los técnicos e ingenieros resolver cualquier problema en tiempo real. 

En comparación con remolcadores mecánicos diésel de tamaño similar, se espera que el ZEETUG, totalmente eléctrico, ahorre 210 toneladas de emisiones de CO2 y nueve toneladas de emisiones de NOx en un año.

 

 

 

 

Fuente:

The Maritime Executive

 

Zim utiliza IA para detectar las declaraciones erróneas de carga

Tratar con la carga declarada erróneamente y sus consecuencias es uno de los problemas más desafiantes para la industria del transporte marítimo. Se cree que están en la raíz de los principales accidentes marítimos, incluidos los incendios que causan daños importantes, las compañías navieras han estado buscando desarrollar un sistema para detectar y reducir los riesgos de declaraciones erróneas. 

La oficina del National Cargo Bureau informó, en julio de este año, que un número alarmante de contenedores incluían cargas peligrosas declaradas erróneamente. De hecho, en 2019 fueron detectados más del seis por ciento.

Varios operadores han impuesto tarifas adicionales como una posible solución para este problema recurrente, pero un nuevo enfoque busca utilizar el poder de la informática avanzada para reducir los riesgos de declaraciones erróneas. Zim ha desarrollado e implementado un innovador software de detección basado en inteligencia artificial para detectar e identificar en tiempo real incidentes de carga peligrosa declarada erróneamente antes de cargarla en el buque.

El nuevo sistema escanea las declaraciones de carga de los expedidores en una etapa temprana y señala los casos potenciales de carga declarada incorrectamente. El sistema aprovecha la inteligencia artificial (IA), incluidas las capacidades de procesamiento del lenguaje natural (NLP) y el aprendizaje automático, para analizar la documentación y alertar al personal de operaciones en tiempo real de los casos de omisión, ocultamiento o declaración errónea de carga peligrosa.

Zim informa que el sistema se ha implementado en los principales puertos de China, Estados Unidos e Israel. Esperan implementarlo en todas las operaciones de Zim para fines de 2020.

 

 

 

 

Fuente:

Zim.com