EL CANAL DE SUEZ REDUCE EL PEAJE A LOS BUQUES DE CARGA A GRANEL

El Canal de Suez ha otorgado descuentos a los buques de carga seca a granel que operen entre puertos estadounidenses y asiáticos después de considerar «nuevos cambios en el mercado mundial del transporte marítimo y en la economía mundial».

Con esta decisión, la autoridad tiene la intención de alentar a más propietarios y operadores de embarcaciones a utilizar el Canal de Suez.

Se otorgará a los buques de carga a granel que vengan o se dirijan a la costa este de América del Norte y se dirijan o provengan de las siguientes áreas:

  1.  Los puertos al oeste del subcontinente indio, desde Karachi hasta el puerto de Cochin, recibirán una reducción del 20% de los peajes normales del Canal de Suez;
  2. El puerto de Cochin y sus puertos del este (incluida la zona del Lejano Oriente) recibirán un descuento del 60% de los peajes normales del Canal de Suez.

Además, se otorgará un descuento a los buques de carga seca a granel procedentes del puerto de Savannah y sus puertos del sur, incluidos los puertos del Golfo de EE. UU., El río Mississippi, el mar Caribe y América Latina, y que se dirijan a las siguientes áreas o procedan de ellas:

  1. Los puertos al oeste del subcontinente indio, desde Karachi hasta el puerto de Cochin, obtendrán una reducción del 45% de los peajes normales del Canal de Suez;
  2. El puerto de Cochin y sus puertos del este, incluida la zona del Lejano Oriente, recibirán una reducción del 75% de los peajes normales del Canal de Suez.

 

 

 

 

Fuente:

World Maritime News

Las sanciones a Irán podrán afectar a las exportaciones petroquímicas de Corea del Sur

Según la consultora de transporte marítimo Drewry, las exportaciones petroquímicas de Corea del Sur probablemente verán un impacto negativo debido a las sanciones de EE.UU. a Irán, dando lugar a una desaceleración económica en Asia.

Las sanciones impuestas a los sectores de energía, construcción naval, transporte marítimo y bancario de Irán impuestas el año pasado obligaron a Corea del Sur a buscar fuentes alternativas de condensados, lo que afectó la demanda de toneladas por milla.

Además, dado que es probable que el consumo de petroquímicos en Asia se desacelere, el comercio intrarregional se debilitará y, por lo tanto, dará lugar a tasas más bajas de fletamento para las pequeñas compañías de gas, según Drewry.

Se dice que el sector petroquímico en Corea del Sur se enfrenta a una «espada de doble filo»: por un lado, las sanciones a Irán han obligado a Corea a buscar fuentes alternativas de materia prima, y ​​por el otro, la disminución de los precios y las previsiones económicas más débiles para los principales consumidores de petroquímicos de Corea del Sur, como China y Japón, que han reducido la demanda de Corea del Sur.

Las importaciones chinas de productos petroquímicos de Corea del Sur disminuyeron un 2,3% en 2018 debido a la guerra comercial. El PMI de China cayó a 49.7 en diciembre de 2018, lo que indica una desaceleración en la actividad manufacturera en el país.

Como resultado, las exportaciones de petroquímicos de Corea del Sur cayeron un 1,4% a 2,761,000 toneladas en 2018 de 2,799,000 toneladas en 2017. Además, se prevé que las exportaciones de petroquímicos vuelvan a disminuir en 2019, debido a los pronósticos de una producción industrial más lenta en los países importadores asiáticos de petroquímicos.

A principios de 2018, las perspectivas para el sector petroquímico de Corea del Sur eran alcistas, sin embargo, cuando los Estados Unidos impusieron sanciones a Irán, la situación cambió. Hasta ese momento, Irán representó el 38% de las importaciones surcoreanas en los primeros siete meses de 2018.

A pesar de la exención temporal de sanciones de 180 días a partir de noviembre de 2018, Corea del Sur dejó de importar condensados ​​de Irán en septiembre debido a la falta de claridad sobre el seguro y otros términos relacionados con los buques de exportación.

Como resultado de las sanciones, los principales importadores comenzaron a buscar alternativas para obtener suficiente materia prima. El déficit en las importaciones se cubrió principalmente con los suministros de Qatar y Australia que se negociaron con una prima, lo que aumentó los costos de las materias primas para los compradores de Corea del Sur. Los suministros de condensado de Arabia Saudí y los Estados Unidos también aumentaron en medio de la creciente demanda.

A pesar de la incertidumbre que rodea a las sanciones, Drewry cree que Corea del Sur continuará importando más condensados ​​de EE. UU. en 2019.

El cambio de Irán a los EE. UU. tendrá un efecto positivo en la demanda de toneladas por milla, lo que aumentará el tiempo de viaje de 14.5 días en la ruta Irán-Corea del Sur a 35.7 días en la ruta de los EE. UU. y Corea del Sur. El cambio en las fuentes traerá más empleo para los buques MGC y LGC mejorando sus tarifas de charter en 2019.

Sin embargo, en el lado opuesto, los buques más pequeños que operan en Asia tendrán un momento difícil debido al aumento de la competencia de los buques más grandes y al débil comercio intrarregional, lo que ejercerá presión sobre las ganancias en 2019, concluyó Drewry.

 

 

 

 

Fuente:

Drewry

El Tribunal de Primera Instancia de la ciudad de Olongapo, Filipinas, aprobó la solicitud de rehabilitación presentada por Hanjin Heavy Industries y Construction Philippines (HHIC-Phil)

El Tribunal de Primera Instancia de la ciudad de Olongapo, Filipinas, aprobó la solicitud de rehabilitación presentada por Hanjin Heavy Industries y Construction Philippines (HHIC-Phil), una marca de construcción naval con sede en Filipinas de Hyundai Heavy Industries Corporation de Corea del Sur.

La decisión de comenzar el proceso de rehabilitación fue recibida tanto por Hyundai Corporation como por su subsidiaria cargada de deudas.

La rehabilitación se solicitó después de que el constructor naval con problemas de efectivo incumplió un préstamo por un valor de USD 400 millones otorgado por cinco bancos filipinos. En total, Hanjin ha acumulado un total de USD 1.3 mil millones de préstamos pendientes de prestamistas filipinos y surcoreanos.

Prestamistas impactados

Según Moody’s, Rizal Commercial Banking Corp (RCBC) tiene la mayor exposición de alrededor de USD145 millones, equivalente al 2.0% de sus préstamos brutos, seguida por los tres bancos más grandes del país: BPI, BDO y Metrobank, cuya exposición es más manejable en relación con sus libros de préstamos y beneficios previos a la provisión.

“Los últimos resultados financieros de la empresa matriz muestran a HHIC-Phil en una posición de activos netos y hay un interés reportado en su astillero por parte de compañías chinas. Sin embargo, la recuperabilidad es incierta. La empresa matriz fracasó en un intento de vender HHIC-Phil en 2018, y la cantidad y el tiempo de cualquier recuperación dependerán del plan de rehabilitación, que puede llevar tiempo negociar y ejecutar».

En general, el caso de bancarrota no se considera sistémico y es poco probable que amenace la estabilidad financiera en el país a corto plazo.

Soluciones 

Se dice que dos inversionistas chinos están interesados ​​en hacerse cargo de HHIC-Phil. Los inversionistas no identificados incluyen una empresa privada y otra estatal, cuya identidad permaneció secreta.

Sin embargo, el secretario de Defensa Delfin Lorenzana, cree que el astillero debería ser adquirido por una empresa filipina como una forma de apoyar los esfuerzos de modernización naval del país. Sin embargo, el equipo económico del país debe tomar una decisión final sobre la propuesta, según la Agencia de Noticias de Filipinas (PNA).

El argumento se ve respaldado por la proximidad del astillero al área principal de atraque y anclaje de la Marina de Filipinas. Como resultado, el Departamento de Defensa Nacional del país planea mantener una estrecha vigilancia sobre los posibles inversores en el constructor de barcos en quiebra.

Trabajadores afectados

El mayor constructor naval de Filipinas se vio considerablemente afectado por la debilidad de la industria mundial de la construcción naval y los problemas financieros de su matriz coreana que comenzaron en 2016.

Como resultado, HHIC-Phil tuvo que lidiar con la disminución de las órdenes y recurrió a recortes masivos de mano de obra, despidiendo a más de 7.000 personas en diciembre de 2018.

Alrededor de 3,800 trabajadores permanecen en el astillero y podrían enfrentar la pérdida de sus trabajos en caso de que se cierre. Por lo tanto, se le ha pedido al gobierno del país que brinde asistencia a los trabajadores afectados.

 

 

 

 

Fuente:

Moody´s