Puertos más transparentes y competitivos

El Comité de Representantes Permanentes del Consejo aprobó nuevas normas para aumentar la transparencia financiera de los puertos y crear condiciones equitativas para el acceso a los servicios portuarios en toda Europa.

 

Las nuevas normas tienen como objetivo que los puertos sean más eficientes y garanticen una competencia leal en este sector para que se pueda alcanzar hasta 3 millones de puestos de trabajo.

«Tras 15 años de discusión, hemos logrado un acuerdo: es posible mantener los modelos de gestión existentes y por primera vez se pone el foco en las condiciones laborales, un factor clave en la competitividad de los puertos y que en ningún caso estamos dispuestos a negociar”, señaló Knut Fleckenstein, responsable de la tramitación parlamentaria del texto.

“La transparencia financiera es un elemento central del acuerdo, lo que debe facilitar el trabajo de la Comisión para un régimen coherente sobre ayudas de Estado, e impulsar al mismo tiempo la inversión en puertos”, añadió Fleckenstein.

La falta de una normativa clara sobre la financiación pública de infraestructuras portuarias y sobre las tasas que pagan los usuarios limita las inversiones. Las nuevas reglas pretenden aumentar la eficiencia y atractivo de los puertos comunitarios.

Las normas, que se aplicarán a más de 300 puertos marítimos de la red transeuropea del transporte, obligarán a los puertos a especificar en su contabilidad las ayudas públicas recibidas y a mejorar la transparencia en la fijación de los costes por el uso de los servicios y las infraestructuras. Las autoridades nacionales también deberán garantizar un procedimiento eficaz para la tramitación de reclamaciones.

 

Servicios más eficientes

Para garantizar servicios de alta calidad, las normas incluyen disposiciones para asegurar que los proveedores de servicios portuarios faciliten a sus empleados la formación necesaria, haciendo hincapié en la seguridad y la salud. La exigencia de formación deberá revisarse regularmente para adaptarse a las innovaciones tecnológicas.

El reglamento no impone un modelo específico de gestión, pero sí establece condiciones si los operadores quieren imponer requisitos mínimos a los proveedores de servicios de remolque, amarre, almacenamiento de combustible, y recogida de residuos generados por los buques, o restringir el número de proveedores de estos servicios. Por ejemplo, los puertos podrán limitar el número de proveedores de servicios por razones de seguridad o sostenibilidad medioambiental.

Los servicios de manipulación de carga y de transporte de pasajeros estarán sujetos a las normas de transparencia financiera, pero estarán exentos de las relativas a la organización de los servicios portuarios.

 

El documento está disponible en inglés en el siguiente enlace: More transparent and competitive ports

La Comisión Europea publica la Estrategia del Transporte Marítimo de la UE desde el año 2009 – 2018

La Comisión Europea publicó hace un año, un informe referente a la Estrategia del Transporte Marítimo de la UE del año 2009.

Este documento de 22 páginas sintetiza, desde el citado año, los principales objetivos y recomendaciones para la política del transporte marítimo de la UE hasta el 2018. La estrategia identifica las áreas clave en los que la actuación de la UE debe reforzar la competitividad del sector.

En términos generales, los objetivos esenciales se refieren a las siguientes cuestiones:

 

  • Un transporte marítimo europeo en los mercados mundializados y ante la creciente presión competitiva;
  • Los recursos humanos, la marinería y los conocimientos marítimos: las posibles medidas estratégicas que podían ser adoptadas incluidas, en particular, el aumento del atractivo de las profesiones del sector marítimo, la mejora de la formación de la gente de mar, la facilitación de las perspectivas de carrera en las agrupaciones marítimas a lo largo de toda la vida profesional y la potenciación de la imagen del transporte marítimo;
  • El objetivo a largo plazo de un transporte marítimo sin residuos ni emisiones, la mejora de la seguridad marítima y la prevención del terrorismo y la piratería;
  • La explotación de todo el potencial del transporte de corta distancia, por ejemplo, mediante la creación de un espacio europeo para el transporte marítimo sin barreras, el despliegue total de los proyectos de autopistas del mar o los enlaces con el interior;
  • La investigación e innovación marítima: la promoción de la innovación y la investigación y el desarrollo tecnológicos para mejorar la eficiencia energética de los buques, reducir su impacto medioambiental y mejorar la calidad de vida en el mar.

 

En suma, se podría decir, que es el resultado de un diálogo continuo con los expertos de los Estados miembros y de un estudio analítico que ha examinado las tendencias y señales de cambio en el transporte por mar.

Las opciones propuestas se basan en un enfoque integrado de la política marítima y en los valores fundamentales de desarrollo sostenible, crecimiento económico y mercados abiertos en competencia leal, así como en altos niveles laborales y de respeto del medio ambiente.

Aunque, a decir verdad, considero que los logros derivados de este plan deberían transcender las fronteras de Europa y extenderse a todo el mundo marítimo, incluidos los países en desarrollo.

 

El informe está disponible en inglés en el siguiente enlace:  ce_maritime_policy 

 

 

El comercio marítimo mundial está en auge

Francis Vallat, presidente de Euromaritime, considera que la maritimización del mundo está en marcha y va cada vez más rápido, “al punto de quebrar todos los equilibrios a los que estábamos habituados y adaptados”.

“Se trata de un movimiento irreversible puesto que es una parte más de la mundialización en sí”, añade Vallat. Miles de datos y de cifras lo demuestran; por ejemplo, el hecho de que el 90% del comercio internacional se realice ya por vía marítima o que 55.000 buques de un tamaño cada vez mayor surquen los océanos o que un millón de cables submarinos transporten casi la totalidad de las comunicaciones.

Francis Vallat manifiesta que “el sector marítimo es de ahora en adelante la mayor palanca de crecimiento de la que disponemos”. Su principal reto será llevar a cabo este crecimiento respetando de forma absoluta los imperativos del desarrollo sostenible.

No obstante, es difícil cuantificar el valor del volumen del comercio marítimo mundial en términos monetarios, ya que las cifras de las estimaciones comerciales son tradicionalmente en términos de toneladas.

Además, la consultora inglesa Drewry ha informado que intuye que la cuota de mercado del transporte marítimo, crecerá casi en un 2% por año hasta el 2020.

A la vista de ello, el equilibrio entre la oferta y demanda se está nivelando, la demanda está creciendo más rápido que la oferta y el mercado está mejorando. Sin embargo, las futuras perspectivas de mercado para el sector del transporte marítimo no depende únicamente de ello, sino también de otras embarcaciones que compiten por el movimiento marítimo de las mercancías, en particular los portacontenedores y la carga a granel, que serán los que mantengan el índice de un mercado moderado.

 

 

 

 

Fuente: drewry.co.uk  euromaritime.fr 

Día Marítimo Mundial 2017

Las Naciones Unidas (ONU), a través de la Organización Marítima Internacional (OMI), ha creado el Día Marítimo Mundial para celebrar la contribución de la industria marítima internacional hacia la economía del mundo, especialmente en el transporte marítimo. 

Me gustaría comenzar mi primer artículo con el día Marítimo Mundial que se celebrará en la sede de la OMI el próximo jueves 28 de septiembre, bajo la temática «Conectando buques, puertos y personas». 

El lema de este año ha sido elegido para transmitir el deseo de querer trabajar con los países desarrollados y en desarrollo, la industria marítima, y los puertos de los sectores público y privado, a fin de identificar y promover mejores prácticas y construir puentes entre los muchos y diversos actores implicados en dichos sectores.

¿Qué significa el Día Marítimo Mundial?

Actualmente alrededor del 80 por ciento del comercio mundial en volumen y más del 70 por ciento del comercio mundial en valor son transportados por mar y son manejados por los puertos de todo el mundo. Estas acciones son aún mayores en el caso de la mayoría de los países en desarrollo. Pues sin las importaciones y exportaciones de mercancías, en la escala necesaria para sostener el mundo de hoy, no sería posible.

Sin embargo, no mucha gente es consciente de esto. Por eso el Día Marítimo Mundial se celebra en muchos países del mundo, para que éste relativo anonimato del sector de los transportes marítimos tenga la oportunidad de contar su historia.

El comercio marítimo sigue creciendo. Hay más de 50.000 buques mercantes de comercio internacional. La flota mundial se ha registrado en más de 150 países y tripulado por más de un millón de marinos de prácticamente todas las nacionalidades.

De hecho, durante los últimos 50 años, la OMI ha desarrollado y adoptado un marco integral de las regulaciones globales que cubren la seguridad marítima, la protección del medio ambiente, entre otros, así como el envío, que se ha vuelto progresivamente más seguro y más eficiente.

Entre los objetivos clave se incluyen la mejora de la cooperación entre las autoridades portuarias y el sector del transporte marítimo y el estrechamiento de las relaciones entre los dos sectores; el ascenso de las normas mundiales y el establecimiento de normas para la seguridad, protección y eficiencia de los puertos y para las autoridades de los Estados rectores de puertos y los Estados ribereños, y la normalización de los procedimientos portuarios mediante la determinación y elaboración de orientaciones de mejores prácticas y materiales de formación.

En definitiva, un transporte marítimo más eficiente, trabajando en asociación con un sector portuario que esté apoyado por los distintos gobiernos, será un motor esencial para la estabilidad mundial y el desarrollo sostenible por el bien de todos.